Español   |   English



Mantener una dieta equilibrada y saludable con fruta y verdura ecológica no solo aporta multitud de nutrientes y beneficios a nuestro organismo, sino que permite tener una piel cuidada y sana

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y el más superficial. Está en contacto continuo con todo el exterior, actuando a modo de barrera entre nuestro organismo y todo lo que nos rodea, protegiéndonos de las agresiones externas. Sin embargo, a menudo nos olvidamos de cuidar y cubrir sus necesidades. Nuestra piel requiere unos mimos básicos y que solo tenemos que prestar atención para ver qué es lo que necesita en cada momento. En Camposeven nos gusta cuidar de ti y ofrecerte los mejores consejos y pautas para mantener tu cuerpo equilibrado y saludable. Por ello te aconsejamos que siempre mantengas hidratado tu cuerpo, bebiendo suficiente agua y con alimentos que tengan una composición en agua alta, de esta manera  tu organismo estará hidratado a la vez que limpia y purifica y tu piel estará más firme. Dormir las suficientes horas es uno de los aspectos más importantes que debemos tener en cuenta para mantenernos sanos por dentro y por fuera además de incorporar actividad física en nuestra rutina de forma moderada. Por último y no menos importante, mantener una dieta saludable y equilibrada es imprescindible en nuestra vida diaria, basada en alimentos que nos proporcionen nutrientes básicos en nuestro organismo. Una dieta repleta de fruta y verdura ecológica no solo beneficia nuestra salud, sino también cuida nuestra piel, además de protegerla de agresiones externas, como el frío o la exposición a la luz solar. ¿Quieres saber cuáles son los mejores alimentos que no pueden faltar en tu rutina? ¡Toma nota!

1. Tomate

El tomate es uno de los alimentos con mayores cantidades en licopeno, una sustancia con grandes beneficios antioxidantes que protege a las células frente a los daños derivados de la acción de los radicales libres, protegiendo la piel del daño por los rayos solares. Éste nutriente es mejor absorbido por nuestro organismo si se consume el tomate cocinado.  

2. Cítricos

Los alimentos cítricos como el limón, naranja, mandarina, lima o pomelo, entre otros, son los más ricos en vitamina C, que gracias a su acción antioxidante actúa en la formación de colágeno, una proteína necesaria para que nuestra piel conserve su firmeza y elasticidad.

3. Zanahoria

La zanahoria es una fuente de betacaroteno, un precursor de la vitamina A que contribuye a reducir la flacidez  y ralentiza el proceso de envejecimiento, previniendo así las arrugas. Además, también es rica en vitamina C por lo que refuerza este beneficio en nuestro organismo. La zanahoria combate los radicales libres para prevenir las arrugas, la pigmentación y un tono de piel desigual, por ello su consumo en época de verano es muy habitual, ya que gracias a sus propiedades fotoprotectoras, se consigue un bronceado más uniforme y duradero. ¡Ojo! No olvides tu crema de protección solar.

4. Aguacate

El aguacate es una de las mejores frutas para tener una piel sana, ya que sus efectos nutritivos son muy potentes en nuestro organismo. Tiene un efecto protector en nuestra piel ante los agentes externos y efectos nocivos de la contaminación. Sus aceites y grasas esenciales permiten mantener la piel sana, nutrida, hidratada y brillante y su acción antioxidante ayuda a ralentizar las arrugas dando a la piel un brillo juvenil. Además, el consumo de aguacates es ideal para controlar y evitar el acné o los brotes en la piel.

Aquí tienes algunos consejos para empezar a cuidarte por dentro y por fuera. No te olvides de consumir 5 piezas de fruta y verdura ecológica al día. ¡Empieza ya y notarás los resultados!

Categorías