Español   |   English



El método biodinámico es mucho más que un sistema de producción. Es la conciencia y la responsabilidad de que todo en nuestro planeta, desde la tierra hasta el cosmos pasando por las plantas y animales, está conectado y guarda un perfecto pero delicado equilibrio que debemos entender, cuidar y proteger pensando en el presente pero sobre todo en las generaciones futuras. La II Feria de Agricultura Ecológica Biodinámica 2019, que tuvo lugar el pasado fin de semana en el Palacio de Congresos de Albacete los días 27 y 28 de abril, fue un punto de encuentro para dar a conocer a todos los visitantes una ‘nueva’ forma de entender lo que producimos y comemos.

Esta feria nació como un lugar de encuentro entre productores biodinámicos -con el apoyo de otros agentes del sector como asesores, suministradores de insumos para la agricultura biodinámica, entidad certificadora, formadores e investigadores, distribuidores, comercializadores y restauradores-  y consumidores con interés por la cultura biodinámica. Este espacio fue creado por ‘Agro-Cultura con Respeto’ con dos objetivos: reunir en un espacio a todos aquellos que de un modo u otro están ya interesados, o involucrados activamente, en el desarrollo de esta agro-cultura y presentar las particularidades e identidad de esta agricultura a todos aquellos que todavía no han tenido la oportunidad de conocerla o desea profundizar en ella.

Apuesta por la biodinámica

Camposeven y su marca Freshvana, tienda online de frutas y verduras ecológicas dirigida tanto a consumidor final como a empresas, han estado en este espacio dándole sabor con nuestras frutas y verduras biodinámicas. La concienciación y la comunicación sobre los alimentos biodinámicos tanto a productores que quieran o estén iniciándose en este método como a los consumidores comprometidos y preocupados por su salud y el medio ambiente es esencial para transmitir la filosofía y valores del movimiento Demeter.

Este encuentro ha sido muy enriquedor y es una muestra de que cada vez hay más adeptos e interesados en el desarrollo de esta ‘agro-cultura’. Han sido dos días cargados de sesiones formativas, charlas y mucho sabor ecológico y biodinámico en el que hemos compartido experiencias entre productores y consumidores biodinámicos y hemos seguido profundizando en la agricultura biodinámica y ecológica.

Comunidad Demeter

El movimiento Demeter, cuyo nombre hace un guiño a la diosa griega de la agricultura y la fertilidad, promueve el desarrollo de la agricultura biodinámica para “asegurar los medios de vida en esta tierra y para fortalecer la interacción positiva entre las personas”. Para los que no conocen esta certificación, Demeter es el nombre de la marca para los productos procedentes de la agricultura biodinámica a nivel mundial. Solo los operadores estrictamente controlados pueden emplear este logotipo en sus productos ya que todos los espacios de la cadena alimentaria, desde la producción hasta la elaboración de productos y alimentos, tienen que cumplir las exigentes normas de la Asociación de Organizaciones Demeter. De hecho, la elaboración de los productos Demeter solo permite 13 aditivos frente los 350 permitidos en la agricultura convencional y los 47 aditivos permitidos por la regulación ecológica de la Unión Europea. La responsabilidad ambiental, económica y social va intrínseca en esta cultura empresarial y forma de entender la agricultura.

Camposeven cuenta con esta certificación, siendo una de las empresas españolas pioneras en obtener este sello, cuyos valores se encuentran en nuestra tierra, nuestra mente y en la etiqueta de nuestros alimentos. La organización Demeter publica desde el año 2008 normativas para el cultivo de plantas y es la primera asociación ecológica en la certificación de vegetales y cereales. Como explican desde Demeter, “De esta forma se garantiza la más alta calidad del alimento, el mejor sabor y al ser variedades de polinización abierta pueden aportar sus buenas cualidades a las siguientes generaciones”.

El padre de la agricultura biodinámica, Rudolf Steiner, nos enseñó que el agricultor nutre y enriquece la vida del suelo, no a la planta, atribuyendo a la tierra el papel de ser un ´órgano de digestión´ de la misma planta. Como explicó en el Curso de Agricultura que dio en 1924, la semilla de este movimiento holístico, “Una granja completamente sana debe ser capaz de producir dentro de sí todo lo que necesita”. Este fue el inicio de esta cultura que este fin de semana hemos vivido en la segunda edición de esta feria. Sostenibilidad, salud y la degustación de sabores reales, más sanos y saludables han sido los ingredientes de este espacio. Desde Camposeven y Freshvana queremos dar las gracias a todas las personas y entidades que han hecho posible este espacio. Nos vemos en la tercera edición.

 

Categorías