Español   |   English



Se acabaron las comilonas, los polvorones y el roscón de Reyes y comienza la operación bikini y buscar en Google recetas con la palabra ‘détox’. Después de las vacaciones y los excesos de las fiestas de Navidad llega el momento de volver a la rutina y recuperar con más fuerza nuestros hábitos saludables. A ello hay que sumar el ‘clásico’ que con el comienzo del nuevo año todos hacemos: el listado de propósitos y objetivos marcados para 2019. En este checklist no puede faltar ‘comer sano y hacer ejercicio’, uno de los propósitos más demandados y de los más difíciles de mantener. ¿Por qué será que nos cuesta tanto sostener en el tiempo esta rutina? D. Luis Hidalgo Abenza, decano del Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de Murcia nos ayuda a resolver estas dudas y nos da las siguientes recomendaciones para recuperar hábitos saludables.

-Después de la ingesta de alimentos en estas fiestas y del sedentarismo nuestro cuerpo se debilita, ¿cuál es el primer paso que tenemos que tener en cuenta para recuperar fuerzas y energías después de este periodo de fiestas y vacaciones?

Como bien habéis citado anteriormente, mantener unos hábitos saludables es esencial para mantener un correcto equilibrio nutricional. En estas épocas, ingestas fuera de casa, ingesta de alimentos altos en azucares simples, grasas, mayor consumo de bebidas alcohólicas, menor consumo de frutas y verduras nos hace perder un poco el norte. Volver a una rutina sana con una alimentación variada y ejercicio físico diario nos ayudará a encontrarnos.

-¿Qué hay que hacer para eliminar los excesos, depurar y desintoxicar nuestro organismo?

No es una cuestión de desintoxicar. Me explico, como norma general nuestro peso funciona de la siguiente manera: tenemos un gasto energético total diario, si nos excedemos de ese gasto, subiremos de peso, si comemos lo mismo que gastamos mantendremos el peso y si comemos más de lo que gastamos, subiremos de peso. Por otro lado, al consumir otro tipo de alimentos, se nos pueden ver afectados diversos parámetros como el colesterol, triglicéridos, etc… La solución a todo esto es lo que hemos hablado anteriormente, una rutina, volver a consumir frutas y verduras de forma diaria y mantener una dieta equilibrada nos ayudará a mantener nuestros parámetros bioquímicos a raya y un peso estable.

-¿De qué manera pueden influir la fruta y verdura ecológica en nuestro organismo?

La fruta y la verdura contienen multitud de propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Son una fuente de vitaminas y minerales que no deben faltar en nuestra dieta, además contienen fibra que nos ayuda a controlar la saciedad. Son una gran fuente de antioxidantes que son unas sustancias que actúan en beneficio de nuestro organismo.

-¿Cuáles son los alimentos que no deben faltar en nuestra rutina para mantener una dieta saludable?

Buena pregunta, en la variedad está el equilibrio. Existen distintos modelos que establecen grupos de alimentos y frecuencias de ingesta, que cada vez más, se van alejando de productos procesados. Hablamos de la pirámide de alimentos, en la última se fomenta el consumo de alimentos frescos y de temporada además de productos integrales, arroces, pastas, frutas y verduras y frutos secos. Por otro lado, carnes, pescados y lácteos son parte fundamental de nuestra dieta para que sea equilibrada.

-¿Qué alimentos deben contener nuestras 5 comidas del día para mantener una dieta enriquecida, completa y saludable?

Un tipo de dieta en la que las cantidades variarían según edad y sexo podría ser la siguiente:

  • Desayuno: Leche + tostada +fruta
  • Media mañana: panecillo relleno + fruta
  • Comida: ensalada + plato de cuchara
  • Merienda: yogur + fruta + frutos secos
  • Cena: verdura + carne o pescado + pan

-Además de la alimentación, ¿qué otros hábitos influyen para mantener una rutina saludable?

Hay que tener en cuenta una higiene diaria completa, establecer unas horas de sueño y hacer ejercicio físico, todo esto fomentará un estilo de vida saludable.

-Sabemos que es uno de los propósitos de año que más nos cuesta mantener en el tiempo, ¿a qué se debe esto principalmente?

Vivimos en una sociedad en la que la comida está relacionada con la integración social, todo lo celebramos comiendo, además cuanto más socializamos, más comemos, se ha normalizado un estilo de vida en el que comer en exceso no está mal visto. Esto hace que cualquier persona que quiera controlar su peso se vea en ocasiones arrastrada a cometer excesos por empuje social. Por otra parte, existen otros muchos factores relacionados como el estatus económico, la situación cultural o nuestra propia genética que pueden dificultar este propósito.

-¿Qué consejos y recomendaciones se deben tener en cuenta para mantenerlos?

  1.  Es importante tener en cuenta que un cambio de hábitos ha de ser a muy largo plazo, así que tranquilo.
  2. No te ampares en modelos dietéticos milagrosos, el beneficio a corto plazo será un suplicio a largo.
  3. Confía en tí mismo, ten claro que lo que vas a hacer va a mejorar tu salud.
  4. Cada día que nos cuidamos cuenta, si nos equivocamos, no pasa nada, al día siguiente se hará mejor.
  5. Aprender a respetarse y a quererse es la base del equilibrio.

-Hoy en día abundan todo tipo de dietas en Internet, para adelgazar, aumentar volumen… Incluso algunas como la dieta détox ha alcanzado el top ten. Sin embargo, hacer un mal uso de ellas puede ser incluso perjudicial para la salud, ¿cómo podemos evitar caer en una dieta errónea?

Esta pregunta me encanta, ya no es el tipo de dieta sino quien la realiza, por favor cuenta con un dietista-nutricionista, es el personal cualificado en ayudarte a mejorar mediante un tratamiento dietético.

Categorías