Español   |   English



El romanesco no sólo es una de las verduras más hermosas que existen sino que es una fuente rica en vitamina C y fibra. Su aportación a una dieta saludable es indudable, ya que contiene una mayor riqueza en vitaminas y minerales que otras verduras similares como las coles, la coliflor o el repollo. Destaca por su gran riqueza en vitamina A en forma de betacarotenos, fósforo, ácido fólico, hierro y potasio.

El romanesco es un híbrido de brécol y coliflor que se empezó a consumir en Italia en el siglo XVI. Entre sus beneficios destaca que ayuda a perder peso, además de reducir el colesterol, aumentar la salud del corazón y reducir el riesgo de padecer cáncer. Su consumo proporciona antioxidantes, que ayudan a reducir el riesgo de inflamación crónica y cáncer, y la fibra ayuda a excretar los tóxicos del cuerpo.

Así es que ahora que estamos en plena temporada de romanesco te invitamos a degustarlo con alguna de las recetas que te proponemos a continuación:

Romanesco con bechamel de anchoas

Romanesco con atún

Crema de romanesco 

Romanesco con patatas panaderas

Categorías