Español   |   English



Un estudio realizado por la UPCT demuestra que gracias a esta práctica se obtienen mejores resultados en la fertilidad del suelo y biomasa microbiana

Con el objetivo de evaluar cómo influyen las prácticas de manejo convencional, ecológico y biodinámico en las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo, la Universidad Politécnica de Cartagena, UPCT, ha realizado un estudio que demuestra que la agricultura biodinámica resulta ser el sistema agrario con mejores resultados en fertilidad del suelo y biomasa microbiana.  Además, es el más efectivo en el secuestro de carbono por parte del suelo, que pasa de ser emisor de carbono a sumidero. Este mayor contenido en materia orgánica favorece un mayor crecimiento de poblaciones microbianas edáficas, que a su vez pueden favorecer el incremento de nutrientes biodisponibles en el suelo por procesos de mineralización de la materia orgánica y solubilización de elementos precipitados.

El análisis se ha llevado a cabo en tres fincas del Campo de Cartagena en suelos de sistemas de cultivo basados en rotaciones y dobles cosechas hortícolas, con al menos 10 años de aplicación de cada práctica de manejo. En este estudio se seleccionaron tres fincas de cada práctica y se llevó a cabo un muestreo de suelo, denominado Calcisol franco arcilloso desarrollado sobre sedimentos coluviales, a dos profundidades, una entre 0-10 cm y la segunda de 10-30 cm, dentro del periodo final del ciclo de cultivo de col rizada, durante el mes de febrero de 2018 (Foto 1). En esta práctica, los sistemas convencionales recibieron los nutrientes minerales mediante fertirrigación; los sistemas ecológicos recibieron un aporte de estiércol anual y adiciones de fertilizantes ecológicos mediante fertirrigación, mientras que los sistemas biodinámicos recibieron un aporte anual de compost producido en las propias fincas, y el uso de test de compost como fertilizante en fertirrigación.

Los resultados, demuestran que efectivamente los cultivos establecidos bajo manejo de la práctica biodinámica presentaron valores significativamente más altos de carbono orgánico del suelo y nitrógeno total y nutrientes biodisponibles como el potasio, cobre y zinc. Además, el sistema biodinámico presentó un mayor contenido en biomasa microbiana, estimado mediante el contenido total de ADN del suelo, lo que implica un suministro más estable y mayor de nutrientes para las raíces de las plantas.

Sistemas ecológicos, un punto intermedio

La práctica de manejo ecológica ofreció resultados intermedios entre el sistema convencional y biodinámico. Según el estudio, esto se debe a que el sistema biodinámico tiene mucho más cuidado en el enriquecimiento de materia orgánica del suelo y la estimulación de la biodiversidad edáfica. El compost es una materia orgánica estabilizada que favorece la estructuración del suelo y se conserva por más tiempo en el suelo que el estiércol, que es un producto inmaduro que sufre una rápida descomposición en el suelo. Además, la fertirrigación mediante test de compost favorece un enriquecimiento continuo en materia orgánica y microorganismos asociados al compost. Por tanto, las prácticas encaminadas a incrementar la calidad y biodiversidad del suelo de la agricultura biodinámica resultan efectivas, bastante más que el simple hecho de utilizar fertilizantes ecológicos.

Agricultura biodinámica

El método de la agricultura biodinámica está considerado como el primer método de agricultura ecológica europea y se basa en los principios del filósofo austríaco Rudolf Steiner. La agricultura biodinámica utiliza los recursos naturales de forma responsable, sin utilizar sustancias químicas como fertilizantes, pesticidas o transgénicos. Además, este tipo de agricultura incluye una dimensión espiritual en la relación entre el hombre y la tierra. El huerto o la granja son organismos vivos y autosuficientes, formados por todos los animales y plantas que viven en él. Cada uno de ellos se conecta con los demás a través del cosmos, recibiendo la influencia de fuerzas naturales como la luna, el sol, los ciclos del día o las estaciones. De esta forma se optimizan las cosechas y se consiguen plantas más fuertes y vitales. También se determina mejor el momento para el sembrado, la cosecha o la rotación de los cultivos. Los agricultores biodinámicos sienten la tierra de una manera diferente a la del agricultor convencional. Para ellos la tierra está viva y, para mantenerla viva, fértil y sana, hay que alimentarla. Con ese fin, utilizan los preparados biodinámicos: compuestos naturales y fisiológicamente activos, hechos con sustancias vegetales, animales y, en algunas ocasiones, minerales. Estos preparados colaboran en la prevención de plagas y hacen más fuertes los cultivos.

Camposeven, pionera en biodinámica

Apostar por el cuidado del medio ambiente y la salud de las personas es uno de nuestros objetivos marcados en el año 2007 cuando se fundó Camposeven, compañía murciana pionera a nivel nacional en apostar por la agricultura biodinámica y que seguimos trabajando cada día. Con más de 35 años de experiencia hortofructífera, contamos con el certificado Demeter de agricultura biodinámica desde 2014 y trabajamos con nuestros valores que se encuentran en nuestra tierra, nuestra mente y en la etiqueta de nuestros alimentos. El padre de la agricultura biodinámica, Rudolf Steiner, nos enseñó que el agricultor nutre y enriquece la vida del suelo, no a la planta, atribuyendo a la tierra el papel de ser un ´órgano de digestión´ de la misma planta y en Camposeven, llevamos trabajando así desde 2011, ya que la biodinámica es una agricultura que piensa en la salud de las personas y en nuestro hábitat natural: la tierra y el ecosistema.

Categorías