Español   |   English



Hoy, 12 de noviembre, es el Día Internacional de la Obesidad. Cada año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) celebra esta efeméride para que la gente no se olvide de la importancia que tiene esta enfermedad.  El 2019 es el año en el que la OMS se ha puesto como objetivo reducir en 2025 los niveles de sobrepeso y obesidad respecto a los existentes en 2010 y reducir las muertes por enfermedades no transmisibles, incluidas las cardiovasculares un 25%.  

La obesidad no es sólo un problema estético, es una enfermedad crónica, compleja y multifuncional que suele iniciarse en la infancia y adolescencia. Se trata de una de las enfermedades más prevalente del mundo occidental. Padecer obesidad aumenta el riesgo de tener otros problemas de salud, como dolencias cardiacas, diabetes y presión arterial alta.

El origen de la obesidad puede ser genética o por unos malos hábitos de conducta. El mayor causante es por el comportamiento de las personas: una mala alimentación combinada con un bajo gasto enérgico. Cada vez más los productos preenvasados con altos contenido de sodio, azúcares, grasas saturadas y grasas trans han desplazado a los alimentos frescos y cocinados en casa. El consumo de estos productos y la falta de ejercicio físico predispone a padecer sobrepeso y obesidad.

Medidas para prevenir la obesidad

Una mala alimentación y la falta de ejercicio físico suelen ser los causantes de esta enfermedad. Para prevenirla, los dos factores claros a tener en cuenta son mantener una dieta saludable y realizar deporte.

Una dieta sana no quiere decir que haya que dejar de comer alimentos con proteínas, hidratos de carbono y grasas, sino que debe ser una alimentación equilibrada en la que primen los alimentos bajos en calorías como la fruta y los vegetales, pero sin abandonar dichos alimentos. En una dieta equilibrada están presentes todos los alimentos de la pirámide alimentaria: cereales, arroz, pan, pasta, frutas verduras y hortalizas, leche y productos lácteos, carnes pescados y huevos, grasas y aceites y legumbres, patatas y frutos secos.

A la hora de ingerir los alimentos es mejor hacer varias comidas al día y de un menor volumen que hacerlo en pocas y con platos abundantes. Lo ideal es realizar 5 comidas al día, comer despacio masticando muy buen y utilizando recipientes pequeños, ya que siempre se suele ingerir todo lo que hay en el plato.

Además de una alimentación saludable y equilibrada, para prevenir la obesidad, hay que combinarlo con una rutina de ejercicio físico que permita evitar que se acumule la grasa en el organismo. Si se come más o menos sano, pero no se realiza ninguna actividad física la grasa se acumula lo que puede acarrear sobrepeso, por lo que realizar deporte es muy importante también para no padecer obesidad.

¿Qué hace Camposeven para evitar que haya obesidad?

La misión de Camposeven es cuidar la salud de las personas a través de una alimentación saludable y respetuosa con el medio ambiente.

Somos una compañía que a través de la fruta y verdura ecológica y biodinámica que ofrecemos a los clientes para que lleven una dieta saludable, y de todas las acciones online y offline que realizamos nos unimos a contribuir al objetivo de la OMS de reducir en 2025 los niveles de sobrepeso y obesidad respecto a los existentes en 2010 y reducir las muertes por enfermedades no transmisibles, incluidas las cardiovasculares un 25%. 

Categorías