Español   |   English



Un plato ideal para cenar. Además de rico tiene muy pocas calorías.

1.- Pelamos las alcachofas y las frotamos suavemente en limón para evitar que se pongan negras.

2.- En una olla de cerámica ponemos aceite, ajos partidos, los corazones de alcachofa partidos por la mitad, piñones, sal, pimienta y trocitos de limón.

3.- Cocemos a fuego lento hasta que la alcachofa esté tierna.

4.- Emplatamos y ¡A comer!

Categorías